Jože Plečnik, el arquitecto esloveno más importante

Publicado el 4 de julio de 2009 · 5 comentarios

jože-plečnik-1925

Jože Plečnik en 1925

Jože Plečnik (1872-1957) es el arquitecto esloveno más importante de la historia, y uno de los eslovenos más reconocidos internacionalmente. Trabajó en Viena, Belgrado, Praga y especialmente en Ljubljana, ciudad a la que le impartió su sello arquitectónico y pasaijístico de tal manera que hoy podemos referirnos a la “Ljubljana de Plečnik”.

Su obra, al igual que la música de Frank Zappa, es difícil de clasificar. Plečnik, a lo largo de seis décadas de trabajo, tómo las formas arquitectónicas clásicas y las utilizó de manera sorprendente, inesperada. Su nombre cayó casi totalmente en el olvido durante los años 60 y 70, pero en las dos últimas décadas del siglo XX renació el interés internacional por el arquitecto y su obra, gracias al postmodernismo y a la reconsideración de las formas arquitectónicas clásicas que trajo éste aparejada. De hecho he escuchado decir que Jože Plečnik fue el “primer postmoderno”, ya que rápidamente rompió los lazos que lo vinculaban con la Secesión Vienesa y su espíritu modernista… pero mejor no nos apuremos. Empecemos por el principio.

Sus años mozos (1872-1893)

Jože Plečnik nació el 23 de enero de 1872 en una humilde casa muy cerca del centro de Ljubljana. Jože fue el tercero de cuatro hermanos, y fue muy unido a su familia, especialmente a su hermano mayor Andrej, con quien mantuvo una frecuente correspondencia durante toda su vida, y con quien vivó los últimos años de su vida en su casa en el barrio liublianés de Trnovo.

Al joven Jože no le fue muy bien en el colegio, por lo que su padre se lo llevó a trabajar a su taller de carpintería, donde aprendió el oficio. Su educación se reanudó al ser becado por la Escuela de Artes de Gradec (hoy Graz, Austria), donde estudió para ser “carpintero artístico”, algo así como un diseñador de muebles actual.

Viena (1894-1910)

Entre los años 1894 y 1897 Plečnik estudió con el renombrado arquitecto vienés Otto Wagner. Finalizó sus estudios con la mejor tesis de su promoción, y con el dinero de la “beca romana” —la más alta de la época— Plečnik viajó por Italia, Francia y Grecia. Durante este “viaje iniciático” el joven arquitecto se vería fuertemente impresionado por el legado arquitectónico de los antiguos, y esto tendría una influencia determinante en su obra posterior en Ljubljana.

Al regresar del viaje continuó trabajando con Wagner por un año más, y en el 1900, mientras comenzaban en su Ljubljana natal las obras de canalización de cloacas y electrificación de tranvías, Plečnik abrió su propio estudio arquitectónico en Viena, en el que trabajaría hasta 1910. Los proyectos más importantes de esta época fueron la Mansión Langer (1900) y la Mansión Zacherl (1903-1905), edificios que hoy siguen en pie en la capital austríaca y a los que recomiendo visitar.

La última gran obra de Plečnik en Viena fue la Iglesia del Espíritu Santo (Heilig-Geist-Kirche) en Ottakring (1910-1913), nada menos que la primera iglesia de hormigón armado del mundo, pero la que desafortunadamente no fue bien recibida por la población. El hormigón armado en esa época era considerado como un material “innoble” para la construcción de una iglesia, y el estilo elegido por Plečnik fue visto como “demasiado abstracto”. El mismísimo príncipe y heredero de la Corona Francisco Fernando reaccionó de manera tan negativa que Plečnik se convenció de que no había futuro para él en Viena. Aceptó una oferta para enseñar en Praga, y la iglesia fue finalizada por otra gente. Sólamente la cripta se mantiene hasta el día de hoy de acuerdo a los planes de Plečnik, y esto se puede apreciar en sus columnas de hormigón y capiteles casi cubistas. Si están de paso por Viena, dénse una vuelta y me cuentan qué les parece.

Detalle del Palacio Zacherl

Detalle del Palacio Zacherl

La polémica Iglesia del Espíritu Santo

La polémica Iglesia del Espíritu Santo

Praga (1911-1935)

En Praga es donde encontramos a Jože Plečnik en 1911, desempeñándose como profesor en el Colegio de Artes y Oficios. Enseñó a la generación de arquitectos que luego irían a fundar el movimiento cubista checo. Entre los años 1920 y 1934 Plečnik trabajó en el Castillo de Praga (Pražský hrad) invitado por el gran estadista y presidente de la por entonces Checoslovaquia Tomás Masaryk.

Durante este período Plečnik diseña patios y jardines, instala monumentos y esculturas, y proyecta un gran número de interiores, como por ejemplo el “Salón Plečnik”. Este salón presenta columnas pseudo-dóricas en varios niveles, elemento arquitectónico que más tarde sería reconocido como uno de los “sellos” de Plečnik (ver el edificio de la Mutual de Seguros —Vzajemna zavarovalnica— o el centro cultural Križanke, ambos en Ljubljana).

Algo que no muchos conocen es que el arquitecto esloveno fue también quien renovó los símbolos patrios de la joven Checoslovaquia, para que el pueblo pudiera identificarse con ellos en los inciertos tiempos que se avecinarían. Considerando lo extenso y profundo de la obra de Plečnik en Praga, no sorprende enterarnos que, al día de hoy, sólo el 20% de los praguenses sepa que Jože Plečnik fue esloveno y no checo.

Iglesia del Sagrado Corazón

Iglesia del Sagrado Corazón

Ljubljana (1921-1957)

Jože Plečnik se mudó a Ljubljana en el año 1921, ciudad en la que viviría hasta su muerte, ya que fue invitado por su colega Ivan Vurnik a dar clases en la recientemente inaugurada Universidad de Ljubljana. Esto significa que la mayoría de su obra en el Castillo de Praga fue realizada a caballo entre Praga y Ljubljana, o mejor dicho, gracias a la buenas conexiones ferroviarias que ya existían entre ambas ciudades.

Es en Ljubljana donde Plečnik trabajó más extensamente, y donde apreciamos mejor su legado. Durante los años 20 y 30 del siglo XX el incansable y genial arquitecto literalmente transformó a la ciudad.

trnovo-pier-e.kase

El muelle de Trnovo (Trnovski pristan)

Como Plečnik pensaba que Ljubljana había perdido casi totalmente el contacto con su río, el Ljubljanica, se dedicó a resolver este problema de manera integral. A lo largo del río construyó tres soberbios puentes: el sublime Puente Triple (Tromostovje), el coqueto Puente de los Zapateros (Čevljarski most o Šuštarski most), y el Puente de Trnovo (Trnovski most), el único puente de hormigón armado del planeta sobre cuya superficie crecen árboles. Transformó también la represa del río en una obra de arte, y emplazó el nuevo Mercado Central (Glavna tržnica) —en forma de stoa griega— en la zona lindante con la Catedral de San Nicolás. Finalmente abrió nuevos espacios comerciales al nivel del río, trazó una nueva rambla y construyó un extenso y recientemente renovado muelle (Trnovski pristan) a la altura del barrio de Trnovo que permitió a los liublianenses relajarse al lado mismo el río.

Plečnik además construyó varias iglesias —San Francisco de Asís y San Miguel de los Pantanos—, una escuela secundaria, erigió nuevos monumentos y renovó otros antiguos, trazó plazas y avenidas, reinterpretó las ruinas de la muralla sur de la colonia romana de Emona, y le brindó a Ljubljana algunas de sus más preciadas construcciones: el cementerio de Žale, el Estadio de Bežigrad y la Biblioteca Nacional y Universitaria (Narodna in Univerzitetna Knjižnica – NUK). Esta última es una verdadera genialidad, y les recomiendo ampliamente su visita, aunque más no sea hasta el hall de entrada: los interiores también fueron obra del arquitecto, y son de no creer.

Jože Plečnik frente a su casa

Jože Plečnik en 1933

Según el Dr. Peter Krečič, director del Museo de Arquitectura de Ljubljana, biógrafo de Plečnik y una eminencia en el tema, “la obra de Plečnik en Ljubljana es un fenómeno urbanístico y arquitectónico único en el mundo, por su trazado, extensión y calidad de implementación“.

Durante la Segunda Guerra Mundial Plečnik se dedicó mayormente a planear grandes proyectos a implementarse una vez finalizado el conflicto. Sin embargo, la declarada fe católica del arquitecto y su apego a la arquitectura clásica no le cayeron precisamente bien a los líderes de la nueva Yugoslavia comunista.

Durante los últimos años de su vida sus responsabilidades en la Universidad se vieron gradualmente reducidas, y se le asignaron menos y menos encargos. El último proyecto importante de Plečnik en Ljubljana, realizado cuando ya contaba con más de 80 años de edad, fue la transformación del antiguo claustro de los Monjes de la Cruz en el Centro Cultural Križanke.

Jože Plečnik falleció en su casa de Ljubljana el 6 de enero de 1957, a los 84 años de edad. Sus restos descansan en la tumba familiar en Žale, el majestuoso cementerio que él mismo ideó 30 años antes. La inscripción en la tumba que lleva su nombre, de  piedra blanca, fue cortada por el mismo arquitecto unos años antes de su muerte. Al igual que su vida, la lápida de Jože Plečnik es bella, sencilla y austera.

tombstone-2849

La lápida de Jože Plečnik

El legado de Jože Plečnik (1957 hasta nuestros días)

Luego de su muerte, el Maestro ocupó un lugar central en lo que podríamos llamar el “Panteón de monstruos sagrados eslovenos”, junto a prohombres como France Prešeren, Valentin Vodnik, Jurij Vega o Janez Vajkard Valvasor. Por ejemplo:

primera-estampilla-de-eslovenia-independiente-con-parlamento-jože-plečnik-1991

La primera estampilla de la República de Eslovenia

  • Desde 1973 se entregan anualmente los Premios y Medallas Plečnik a los mejores trabajos de arquitectura. El Premio Plečnik (*Plečnikova nagrada*) es sin duda el reconocimiento en arquitectura más importante de Eslovenia.
  • El retrato de Jože Plečnik fue elegido para ilustrar el billete de 500 tólares, la moneda eslovena que fue reemplazada por el Euro el 1 de enero de 2007.
  • Tanto en la primera estampilla de correos de la Eslovenia independiente —impresa el 26 de junio de 1991— como en la actual moneda eslovena de 10 centavos de Euro podemos ver una imagen de la Catedral de la Libertad (Katedrala svobode), el proyecto que Plečnik imaginó para un parlamento esloveno soberano, que sin embargo nunca llegó a realizarse.
  • El año 2007 fue declarado por el gobierno esloveno como el Año de Plečnik, con motivo del quincuagésimo aniversario de la muerte del arquitecto.
  • Ese mismo año la Iglesia Católica de Eslovenia declaró su intención de iniciar el proceso de beatificación de Plečnik, algo que causó un revuelo considerable en la opinión pública. Algunos arquitectos señalaron que la “glorificación desproporcionada” del arquitecto y su obra acaban “obstaculizando el desarrollo de la arquitectura eslovena moderna”, lo que leyendo entre líneas significa que no es nada fácil para las nuevas generaciones de arquitectos medirse con el Maestro.

Jože Plečnik, fallecido hace ya más de 50 años, está hoy más vivo que nunca. Se publican nuevos libros sobre su vida y obra, se realizan exposiciones retrospectivas dentro y fuera de Eslovenia, se restauran sus obras meticulosamente, y en algunos casos hasta se reconsideran sus viejos proyectos no realizados.

Su lema fue “Efímero eres, y sólo tu trabajo guardará tu recuerdo”. Indudablemente el arquitecto esloveno más grande de la historia seguirá dando que hablar por mucho tiempo más.

Algunas imagenes de la obra de Jože Plečnik en ljubljana

Para acceder a las imágenes más grandes, hacé click sobre la imagen que te interese.

zale-cemetery-d

La entrada al cementerio de Žale

El Puente Triple, símbolo de Ljubljana

El Puente Triple (Tromostovje), símbolo de Ljubljana

Interior de la Biblioteca Nacional y Universitaria

Interior de la Biblioteca Nacional y Universitaria (Narodna in Univerzitetna Knjižnica - NUK)

Iglesia de San Miguel de los Pantanos

Iglesia de San Miguel de los Pantanos (Sv. Mihael na Barju)

El puente de Trnovo, con arces creciendo encima

El puente de Trnovo, con arces creciendo encima

El Mercado

El Mercado Central (Glavna Tržnica)

Para leer y ver más

Share

Escrito por Carlos Yoder

Acerca de Carlos Yoder, quien escribió este artículo

Carlos "Carlitos" Yoder nació en Buenos Aires hace treinta y pico de años, y vive en Eslovenia desde el Fiero Invierno de 2005, atraído por el amor de una eslovena. Es el fundador y editor responsable de Eslovenia Corazón, y cuando no está tipeando detrás de un monitor lo encontramos sentado en el piso haciendo música de la India, o dando clases de español.

Enviar un correo a Carlos | Leer más artículos escritos por Carlos Yoder.

También puede interesarte...

{ 4 comentarios }

DULCE GOMES GONZALES diciembre 6, 2010 a las 23:01 bandera de Mexico

ES MU8Y BUENO PUES YO QUIERO SER COMO EL ES MI SUEÑO

Giovanna Severino abril 18, 2011 a las 04:08 bandera de Slovenia

Hola Carlitos!!!
Se me ocurre que cuando tengas algun tour en ljubljana (en esloveno o ingles) para mostrar las obras de Plecnik a turistas o nativos, me avisas que me interesa mucho conocer mas en detalle su obra, claro que con un buen guia. : )

Carlos Yoder abril 18, 2011 a las 16:21 bandera de United States

Gracias! Plečnik es un tipo interesantísimo, y lo que hizo en Ljubljana, no lo hizo ningún otro arquitecto en ninguna otra ciudad del mundo.

Joan-Enric Vilardell Santacana julio 1, 2011 a las 11:16 bandera de Slovenia

Han tenido que pasar demasiados años para que los historiadores de la arquitectura, empecinados en otorgar a los pioneros del M.M. la exclusividad de la rotura del clasicismo académico decimonónico, hayan reconocido en Plecnik el magisterio de una vía alternativa igualmente excepcional. Cierto es que, como Gaudí, el trabajo del esloveno parte de criterios difícilmente generadores de una escuela, pero el esquisito manejo del repertorio linguístico de la tradición en las manos de este genio vino a ofrecer una enrriquedora vía para la renovación arquitectónica del momento. Hemos tenido que esperar a Morris para reconocerlo, pero buena es la dicha aunque llegue tarde.

No es posible agregar más comentarios a esta entrada.

{ 1 retroenlace }