Receta de potica de nueces

Publicado el 20 de febrero de 2010 · 16 comentarios

Potica de nueces, un clásico

Potica de nueces, un clásico

A lo ancho y a lo largo de Eslovenia1, cuando llegan las Pascuas y las Navidades, es tradicional hacer potica (po-TI-tsa), un pastel/torta/dulzura que es tan sinónimo de Eslovenia como lo es la poesía de Prešeren o los puentes Plečnik. Hay muchos tipos diferentes de potica, pero quizás la más popular sea la potica de nueces (orehova potica), y por eso aquí les dejo la receta. Les aviso: no es fácil, pero vale la pena!

Ingredientes

La Masa

  • Harina tipo 000, 200 g.
  • Harina tipo 00000, 400 g.
  • Levadura de cerveza, 30 g.
  • Huevos enteros, 3.
  • Azúcar, 3 cdtas.
  • Leche tibia, 200 cc. aproximadamente
  • Sal, 1 cdta.
  • Ralladura de limón, cantidad necesaria (¡a gusto, vamos!)
  • Manteca, 100 g.

Relleno (¡y qué relleno, señores!)

  • Vino tinto, 200 cc.
  • Azúcar, 250 g.
  • Nueces picadas (no molidas, eh), 500 g.
  • Galletitas escolares (Manón, Lincoln… ni muy saladas ni muy dulces) picadas, 100 g.
  • Azúcar con escencia de vainilla, 2 paquetitos (cada uno tiene 26 g). Si no conseguís, ¡improvisá!
  • Canela molida, 1 cdta.
  • Pasas de uva remojadas un tiempito en rhum, dos puñados.
  • Miel, 1 cda.
  • La mermelada que más te guste, 1 cda.
  • Chocolate en polvo, 1 cda.
  • Queso blanco (o crema agria, para los europeos), 3 cucharadas.
  • Café molido, la puntita de un cuchillo.

Preparación

Tamizar las dos harinas en un bol, y en una esquina poner la sal. Formar el kvasec2 mezclando la levadura con una cucharada de azúcar, otra de harina, y dos de leche tibia, agregando más leche de ser necesario. Dejar a temperatura ambiente, hasta que el kvasec crezca un poco, pero no mucho, ¡que se baja! Luego agregar a la harina, pero teniendo mucho cuidado que no toque la sal.

De a poco ir agregando la leche tibia, la ralladura del limón y los huevos, y formar una pelota. Recomiendo pensar en algún político o truhán, y con esa concentración estrellar la masa contra la mesa unas 40 veces. Luego pasar la masa a un bol, y agregarle la manteca derretida. Juntar todo con la mano (un verdadero enchastre), hasta que la cosa se integre y adquiera un color bien amarillo. Nuevamente concentrarse en algún político y arrojar la masa contra la mesa unas 50 veces más, pero ojo: es importante no pasarse con el castigo másico, para que ésta no se canse mucho y después no trabaje en el horno.

Hervir el vino en una cacerola, y luego agregar el azúcar. Verter todo esto sobre las nueces picadas, y luego sumar el resto de los ingredientes del relleno (sin olvidar el rhum donde se remojaron las pasas). Tratar de vencer el impulso de comerse todo el relleno ahora mismo.

Rellenando la potica de nueces

Volviendo a la masa, pisar con un palo de amasar hasta dejarla de un centímetro y medio de espesor. Desparramar el relleno caliente a todo lo largo como se ve aquí a la izquierda.

Enrollar desde uno de los extremos hasta formar una salchicha gorda3, y ahí nomás enviar al molde de potica, previamente enmantecado y enpanralladizado.

Como lo más probable es no tengamos en casa un molde de potica, lo que necesitamos es como una flanera grande de arcilla (ver al final el detalle). Si no hay caso, non preocuparum largum vivirum: también podés acomodar la gorda lombriz en una fuente de horno igualmente pretratada.

Calentar el horno a 175 ° (mediano-fuerte), y en la parte más cercana al fuego poner un pequeño cacharro (de loza o acero inoxidable) con agua. Esto es para que el horno se humedezca y la potica no se seque mientras dure la cocción.

Dejar la potica por 15 minutos arriba del horno (¡no adentro, eh!), para que leve un poco, siempre a tempratura ambiente4 . Luego de los mencionados quince minutos, apuñalar varias veces a la pobre víctima con una aguja de coser o similar, para generar agujeritos por donde la potica “respirará”.

Hornear 55 minutos. Cinco minutos antes de que esté lista, preparar un café dulce y bien aguado, con el que pintaremos la superficie de la potica INMEDIATAMENTE después de sacarla del horno. Una vez hecho esto podremos dejarla cubierta con un lienzo para que se enfríe en su propio molde.

Pintando la potica de nueces con café

Pintando la potica de nueces con café

Ahí lo tienen, el secreto mejor guardado de la cocina eslovena, derechito desde su lugar de origen, para usted. ¿Difícil? Sí, pero no imposible. ¿Quién se anima con la receta?

¿Preguntas, dudas, errores? ¡Déjenlos en los comentarios!

  1. Que no es ni muy ancho ni muy largo, para ser sinceros []
  2. Intraducible. []
  3. Tipo escherichia coli, pero llena de amor y no de bacterias []
  4. Rožica es fundamentalista al respecto: nada de abrir ventanas o puertas mientras se hace potica, OK? []

Share

Escrito por Carlos Yoder

Acerca de Carlos Yoder, quien escribió este artículo

Carlos "Carlitos" Yoder nació en Buenos Aires hace treinta y pico de años, y vive en Eslovenia desde el Fiero Invierno de 2005, atraído por el amor de una eslovena. Es el fundador y editor responsable de Eslovenia Corazón, y cuando no está tipeando detrás de un monitor lo encontramos sentado en el piso haciendo música de la India, o dando clases de español.

Enviar un correo a Carlos | Leer más artículos escritos por Carlos Yoder.

También puede interesarte...

{ 16 comentarios }

Paula abril 4, 2010 a las 17:27 bandera de Argentina

Dear Cato: espectacular…ya esta copiada la receta…ahora hay que hacerse tiempo para llevarla a cabo!. Parece muy buena y que paciencia y magnetismo para contarla, je. Besos grandes, P, (Tu prima).

Carlos Yoder abril 5, 2010 a las 09:46 bandera de Slovenia

Gracias prima! Te digo que vale la pena… a pesar de que seguramente en tus manos expertas la potica te salga en un 1-2-3!!! :) Beso grande!

Cecilia Sraka junio 14, 2010 a las 04:21 bandera de Argentina

Hola Carlos, soy hija de esloveno, mi abuela y mi tia preparaban la potica de nuez, de semillas de amapolas y de mermelada casera de ciruela. Nunca supe que era plato tipico de Pascuas. Me encanta cocinar asi que pronto probare hacerla. Gracias por devolverme el sabor al paladar, en este mmomento y todos los recuerdos que trae consigo.
Saludos Cecilia

Carlos Yoder junio 14, 2010 a las 20:42 bandera de Slovenia

Gracias a vos, Cecilia, por el comentario!

pablo zager agosto 14, 2010 a las 16:52 bandera de Argentina

Hola Carlos ! gracias por la receta, ya la hemos hecho varias con mi hermano, y mi mujer y cada vez salen mejor ! ya he subido una foto de la ultima a la pagina de eslovenia corazon, muy buenas tus sugerencias siempre !!!

Carlos Yoder agosto 14, 2010 a las 17:58 bandera de Slovenia

Me alegro! Felicitaciones! :)

Gustavo Zager agosto 15, 2010 a las 01:02 bandera de Argentina

Hola Carlos, muy buena la receta!!!, como dice mi hermano ya la hicimos, y fui mejorando con la practica, un detalle a tener en cuenta para los metódicos como yo que siguen el protocolo a rajatabla, que en tu explicaciòn de como mezclas los ingredientes nunca decis “ahora ponga los huevos” y mi primer potica salio hecha sin huevos, cuando termine y la puse en el horno fui limpiando el tendal que habia dejado y OHHH SORPRESA, ahi estaban ellos diciendo HEEYYY Y NOSOTROS??? en fin se dejo comer….

Una pregunta, que me explicaron y quiero saber, si la cocinas como salchicha estirada se llama potica y si la enrollas como torta se llama kolac, esto es asi?

Buenisimo todo y hasta pronto.

Carlos Yoder julio 28, 2011 a las 11:57 bandera de Slovenia

Hola, Gustavo!

Este comentario se me había traspapelado, disculpame por eso. Sí, los huevos faltaban en la receta, y ahora fui y lo corregí, ¡gracias!

En cuanto a la dicotomía potica. vs kolač, la verdad que no me consta. Kolač es, según creo, una voz croata para definir a cualquier tipo de torta, pero no soy un experto en el tema. La terminología varía mucho de acuerdo a la región donde uno esté…

Saludos!

Marga agosto 28, 2010 a las 23:54 bandera de Argentina

Carlos, que gusto escucharte hoy, sábado 28 de agosto, por “Una ventana a Eslovenia”! Esto me hizo reencontrarme con nuestro anterior intercambio de mails y ver otras de tus recetas. Sí que hay variedades de poticas, la receta que heredé de mi padre (Gradišče) es bastante distinta y si querés te la paso. En Argentina, al “kvasec” simplemente le decimos “bollo de levadura”. También, como Rožica, soy fundamentalista en lo que respecta a “nada de abrir ventanas o puertas mientras se hace potica, OK? ” Gustavo Zager menciona la kolac, yo la conozco como govanca (Tezno, Maribor). Me alegro de que sigas con tu Eslovenia Corazón. Hvala lepa in Na svidenje

Carlos Yoder octubre 12, 2010 a las 13:47 bandera de Slovenia

Sí, me interesa la variedad de potica de tu padre! Pasámela si podés a carlitos (arroba) esloveniacorazon (punto) si.

Gracias!

Mara julio 28, 2011 a las 06:51 bandera de Argentina

Hola Carlos! Según la receta con que se mezclan los huevos, en la masa o en el relleno? Y no entiendo muy bien lo de que la sal no toque la masa…? la POTICA la hacía mi mama cuando era chica, pero al fallecer ella joven se perdió esa tradición en casa, al encontrar estas pagina por casualidad/causalidad me remonto a mi infancia haciéndome recordar cosas y detalles que se quedaron al fondo de mi memoria como por ejemplo los flancates, que se freían, la ,prezganka que se hacía con harina tostada y huevos batidos parecido a una sopa, el tienstan krompier….tal vez no se escriba asi pero asi es como lo llamabamos.
Un gran abrazo le mando desde aqui y feliz travesía por el mundo!!! MARA

Carlos Yoder julio 28, 2011 a las 11:55 bandera de Slovenia

Ahí corregí la receta, Mara. Los huevos son parte de la masa.

En cuanto a que la sal no toque la masa, eso es al principio, ya que la sal mata al organismo levadúrico. Seguro que alguno que sepa más de estas cosas de repostería sabrá de lo que hablo (yo solo sigo las instrucciones de mi suegra).

El tjnstn krompir, dicho sea de paso, es un clásico indiscutido, y no hay forma “correcta” de escribirlo, ya que es un término informal, no oficial.

Ana María Paskvalic febrero 3, 2012 a las 13:26 bandera de Argentina

Hola Carlos, desde que tengo uso de razón en casa, mi mamá preparaba para Pascuas y Navidades la potica, era toda una ceremonia. Cuando ella no pudo hacerlo más empecé yo a ocuparme de esa tarea, incluyendo el 23 de junio en que era su cumpleaños. Esto siguió hasta el año 2008, y a que ella falleció pocos días antes de cumplir los 93 años. Hasta hoy no pude volver a hacer una potica. Pero creo que ya es momento de seguir con nuestra tradición, y asociarla a los buenos momentos que pasamos cocinando juntas, y no al dolor de la ausencia. Leer tu receta de potica, un poco distinta de la que preparaba mi mamá me
conmovió… espero para estas Pascuas canalizar de un modo positivo lo vivido. Después te cuento. De paso te comento que estoy con mucha ilusión porque este año si Dios lo permite mis hijas y yo vamos a estudias esloveno en la UBA. Yo sé hablar y más o menos escribir pero una esloveno doméstico, familiar, y quisiera mejorarlo.
Antes que se me pase, tjnstan krompir es en mi casa guarnición para los asados en invierno. Un éxito total. Saludos. Anky

Mara febrero 4, 2012 a las 02:19 bandera de Argentina

¡Como se hace el “tjnstan krompir” solo recuerdo que mi madre estaba horas y horas como machacando la papa en una olla alta!
gracias
mara

Lola marzo 20, 2012 a las 21:04 bandera de Argentina

Mi ex suegra hacia eso, doraba cebolla y le ponia ajo y panceta, despues pisaba pure y mezclaba la cebolla el ajo la panceta y el pure todo junto y a eso le ponia las salchichas esas que comen los eslovenos. Yo no recuerdo la receta de los kifleshkys o como se escriban!!!

Lola marzo 20, 2012 a las 21:19 bandera de Argentina

Mi ex suegra, eslovena claro. Doraba cebolla panceta y jo y lo mezclaba con papas hervidas y a eso le agregaba las salchichas tipicas de eslovena. saludos!

No es posible agregar más comentarios a esta entrada.